UNA COMUNIDAD DE LÍDERES, QUE CONSTRUYE AL PAÍS
 “El reto de ser empresaria y madre es un balance que permita disfrutar ambos roles”

“El reto de ser empresaria y madre es un balance que permita disfrutar ambos roles”

Las madres que ocupan cargos directivos se apalancan en sus parejas, familias y compañeros para así cumplir con ambas funciones en su rol como mujer

Geraldine Barona

Aún es largo el camino por recorrer para vencer la inequidad de género, y solo 25% de los CEO son mujeres en Colombia. Pero cada vez hay más empresarias que logran vencer la barrera. Algunas de ellas asumen además el reto de convertirse en madres. Tal es el caso de Gigliola Aycardi, cofundadora de Bodytech; Lilian Perea, CEO de Bayport; Martha Moreno, presidente ejecutiva de Certicámara; Diana Estupiñán, CEO de Casa Ideas, y Lina Barrera, gerente general de ENterritorio. Ellas representan a muchas otras, y coinciden en señalar que el gran reto es lograr el balance.

Según el ranking PAR 2020, de la firma Aequales, en América Latina únicamente 21% de las organizaciones cuentan con una mujer en su máximo cargo directivo. Aunque resulta desafiante lograr un balance entre oficina y familia, la división de tareas con la pareja es un camino. “Creo que soy una de las mujeres afortunadas que tiene un esposo que hace la mitad de las cosas que normalmente haría una mamá, y estoy completamente agradecida por ello”, afirma Gigliola Aycardi, cofundadora de Bodytech. El tiempo es el reto más grande, pero una correcta planeación y el respeto entre las responsabilidades de los distintos roles es la solución que destacan empresarias que también triunfan como madres. Lilian Perea

“Hay que romper barreras sociales», Lilian Perea, CEO de Bayport. El gran reto es encontrar un balance en tiempo, que permita disfrutar de ambos roles. En mi caso, desde que nacieron mi hijos, desarrollé una red de apoyo que me permitió continuar desempeñando mi labor y mi carrera profesional, así como el rol de madre. Dentro de esta red se encuentra mi esposo, quien siempre me motivó a no detener mi carrera y continuar creciendo profesionalmente. Me he mantenido firme en mi propósito de vida, que contempla un equilibrio entre ambos aspectos; lo laboral y personal, sin tener que sacrificar alguno de ellos. Las mujeres que somos madres y trabajadoras debemos tener la autonomía, convicción y el empoderamiento para superar las barreras de la sociedad.

 

“Debemos resaltar ambas labores”, Lina Barrera, gerente general de ENterritorio. El tiempo con mi familia, se lo dedico a ellos. Por eso en algunas ocasiones mi agenda y reuniones debo revisarlas en el trayecto entre la casa y la oficina. La posibilidad que ahora tenemos las mujeres para sobresalir y ocupar altos cargos a nivel nacional no se puede desaprovechar, por eso hay que buscar la manera de saber combinar ambos roles al tiempo. En el país y mundo hay mujeres destacadas que han sido reconocidas por su profesionalismo y trabajo, por eso hay que dejar algunos mitos de lado y resaltar estos retos. Cuando estuve embarazada tomé la decisión de renunciar al trabajo en el que estaba, con el fin de dedicarme a estar 100% con ellos durante el primer año; sin embargo no he tenido que escoger entre ambos roles.

 

“Estar con los hijos vale más que todo”, Martha Moreno, presidente ejecutiva de Certicámaras. Lo más importante del reto entre combinar la maternidad y un alto cargo es que no se pueden separar de ninguna manera. Si nuestros hijos desconocen cuáles son nuestras funciones, muy difícilmente podrán apoyar a sus madres. Y si mi empresa no sabe sobre mis requerimientos como madre, será imposible obtener un apoyo sustancial. Creo que aplica para todos los cargos de cualquier organización. Aunque me ofrecieron la oportunidad de estudiar en Alemania, no acepté debido a que mi responsabilidad como madre era mayor. Así mismo, una oferta laboral requería que estuviera fuera de casa 20 días, y aunque fuera atractiva monetariamente, la cercanía y el tiempo con mis hijos sin duda es más valioso.

 

 

“Es importante un balance en pareja”, Gigliola Aycardi, cofundadora de Bodytech. Teniendo un alto cargo, considero que el reto más grande es el tiempo. Es difícil organizarte con todo lo que tienes que hacer en el día y al mismo tiempo ser una buena mamá. Como rutina diaria, me levanto a las 6:00 a.m. para organizar a mi hija Antonia para el colegio, después entreno, me arreglo y me voy a la oficina. Aunque entre semana dedico todo el día a estar en la oficina, los fines de semana son sagrados para mi familia, pues es el momento para estar con ellos. Creo que las mamás tenemos ese conflicto interno entre ser una súper mamá y ser una súper ejecutiva. Pero una solución es el balance entre las parejas, y un apoyo por parte de amigos y el grupo familiar

“Es necesario planear las actividades”, Diana Estupiñan, CEO de CasaIdeas Los principales retos son dar tiempo de calidad a los hijos. Mi mayor compromiso es no llevar trabajo a la casa, al máximo. Además de eso, busco ser muy planeada en mis actividades laborales para que cuando esté en familia pueda disfrutar con ellos de manera completa, acompañándolos en sus salidas, sus tareas y actividades de fines de semana. Eventualmente, hay temas que se deben atender con prioridad, y el círculo familiar lo entiende, respetan mucho mi trabajo, y yo también mi tiempo con ellos. Creo que en estos momentos puedo decir que tengo un buen balance, debido a que mis hijos ya nos son bebés, lo que facilita un poco el manejo de las ausencias en la casa.

 

Noticia tomada de: https://www.larepublica.co/empresas/el-reto-de-ser-empresaria-y-madre-es-un-balance-que-permita-disfrutar-ambos-roles-3358643

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre

Conferencista

Modalidad

Hora y Fecha

But I must explain to you how all this mistaken idea of denouncing pleasure and praising pain was born and I will give you a complete account of the system, and expound the actual teachings of the great explorer of the truth, the master-builder of human happiness. No one rejects, dislikes, or avoids pleasure itself, because it is pleasure, but because those who do not know how to pursue pleasure rationally encounter consequences that are extremely painful.

Nor again is there anyone who loves or pursues or desires to obtain pain of itself, because it is pain, but because occasionally circumstances occur in which toil and pain can procure him some great pleasure. To take a trivial example, which of us ever undertakes laborious physical exercise, except to obtain some advantage from it? But who has any right to find fault with a man who chooses to enjoy a pleasure that has no annoying consequences, or one who avoids a pain that produces no resultant pleasure?

But I must explain to you how all this mistaken idea of denouncing pleasure and praising pain was born and I will give you a complete account of the system, and expound the actual teachings of the great explorer of the truth, the master-builder of human happiness. No one rejects, dislikes, or avoids pleasure itself, because it is pleasure, but because those who do not know how to pursue pleasure rationally encounter consequences that are extremely painful.

Nombre

Presidente

But I must explain to you how all this mistaken idea of denouncing pleasure and praising pain was born and I will give you a complete account of the system, and expound the actual teachings of the great explorer of the truth, the master-builder of human happiness. No one rejects, dislikes, or avoids pleasure itself, because it is pleasure, but because those who do not know how to pursue pleasure rationally encounter consequences that are extremely painful.

Nor again is there anyone who loves or pursues or desires to obtain pain of itself, because it is pain, but because occasionally circumstances occur in which toil and pain can procure him some great pleasure. To take a trivial example, which of us ever undertakes laborious physical exercise, except to obtain some advantage from it? But who has any right to find fault with a man who chooses to enjoy a pleasure that has no annoying consequences, or one who avoids a pain that produces no resultant pleasure?

But I must explain to you how all this mistaken idea of denouncing pleasure and praising pain was born and I will give you a complete account of the system, and expound the actual teachings of the great explorer of the truth, the master-builder of human happiness. No one rejects, dislikes, or avoids pleasure itself, because it is pleasure, but because those who do not know how to pursue pleasure rationally encounter consequences that are extremely painful.